Cada vez que sale un estudio que muestra cuántas horas a lo largo del día pasamos ante un pantalla las cifras son más claras. Pasamos muchas más horas conectados a las pantallas y cada vez empezamos a conectarnos más pequeños. ¿Quién no ha visto nunca un bebé de meses que maneja el móvil o la tablet sin ningún tipo de dificultad?

Es cierto que las pantallas y la tecnología son una gran herramienta para el aprendizaje, trabajar o estudiar. Sin embargo, también es muy importante conectar con el mundo no digital, sobre todo para los niños y niñas. En La Lluna lo sabemos bien y por ello apostamos por los juegos creativos que permiten a los pequeños ejercitar su motricidad y sus habilidades plásticas y constructivas.

Este 2019 la hemos arrancado con el estreno de dos juegos. Son unos castillos de madera que hay que montar y que los niños y niñas pueden pintar y decorar a su gusto. Uno de los juegos tiene como protagonistas un grupo de caballeros y el otro un grupo de princesas. Las piezas de madera ya llegan cortadas, por lo que el montaje de la estructura del castillo es muy sencillo. La madera con la que se han construido las piezas soporta todo tipo de pinturas y tintes: así la creatividad de los pequeños puede brillar sin límites.

Una vez tienen la estructura del castillo decorada y montada, toca dar vida a los personajes. Los caballeros y las princesas se convierten en protagonistas de las mil y una historias que pasarán dentro del castillo y a su alrededor.

Y ahora os explicaremos las dos cosas que más nos gustan de estos juegos. La primera es que se puede desmontar y guardar cuando hayan terminado de jugar. La segunda es que no hay límite de participantes en el juego, ¡podéis jugar en familia todos los que queráis! ¿No es fantástico?