El encargo de preparar una fiesta de cumpleaños 100% personalizada es un reto que nos apasiona. Y cuando se trata de la fiesta de una de las personas que más amamos, de alguien de casa, aunque es más especial.

 Visi cumplía 70 años y queríamos celebrarlo como se merece. Queríamos prepararle una gran fiesta para agradecerle todo lo que ha hecho por nosotros. Siempre nos ha apoyado con el proyecto de La Lluna. Cuando hemos necesitado dos manos de más, ha sido la primera en apuntarse. Cuando estamos desanimados porque las cosas no acaban de salir como queremos, siempre tiene palabras de ánimo. Visi nos ayuda a mejorar día a día en el proyecto de La Lluna con críticas constructivas. Nos ayuda a evolucionar, aprender y ser mejores en lo que hacemos. ¿No creéis que se merecía una súper fiesta?

 

Fue una fiesta sorpresa, ella no se esperaba nada de nada. Su cara de felicidad cuando llegó y nos vio a todos allí fue increíble. Tuvimos cuidado de todos los detalles, de la misma manera que ella cuida de todos nosotros en el día a día. No podía faltar un marco photocall personalizado con un montón de accesorios para hacerlo se fotos bien divertidas para inmortalizar la fiesta. Decoramos el espacio con cuadros de madera con un puñado de fotos de la familia. Los cuadros de madera con mensajes que daban la bienvenida "a la mejor fiesta del mundo", triunfaron de lo más. También llenar la sala de números 70 de madera pintados de color pastel y de palabras de madera felicitándola.

  

¡Fue un día infinitamente hermoso y especial!